lunes, 12 de diciembre de 2011

1.3.3. Lah ocupacióneh gódah fragmentan la lengua latina

A comiénzoh del siglo V (finah del Imperio Romano) irrumpieron en la Bética loh bándaloh silíngoh y, trah élloh, llegaron loh bisigódoh. Lah imbasióneh germánicah, fragmentaron y desmembraron lah probínciah peninsuláreh, que se aihlaron e independizaron entre sí, disociándose la lengua latina, ya que en cada zona se dan innobacióneh fónicah, léxicah y gramaticáleh. Dicha descomposición resultó cruciah, ya que dio lugah a lah bariedádeh “románceh” peninsuláreh que han llegao hahta nuéhtroh diah: catalán-balenciano, galaico-portugueh, cahtellano y andaluh.


Las imbasióneh gódah no supusieron, como sucedió con la imbasión romana, la paulatina imposición de lénguah germánicah y la desaparición del latín, sino, en último término, el fenómeno contrario. Hay que teneh en cuenta la aplahtante mayoría de población latinohablante (únoh seih millóneh) sobre la de imbasóreh (únoh trehciéntoh mih).


Ebolución fonética de lah lénguah románicah peninsuláreh. EN REALIZACIÓN.



Latín
Andaluh
f- iniciah en palábrah latínah:
famen, făcere.
La f- se tranhforma en h ahpirá y luego en h muda.
Hambre, haceh. 
O tónica: mŏrtem;
E tónica: sĕptem






Pluráleh en -h.




Latín
Cahtellano
f- iniciah en palábrah latínah:
famen, făcere.
La f- se tranhforma en h ahpirá y luego en h muda.
Hambre, hacer. 
O tónica: mŏrtem;
E tónica: sĕptem










Latín
Catalán
f- iniciah en palábrah latínah:
famen, făcere.

O tónica: mŏrtem;
E tónica: sĕptem











Latín
Gallego
f- iniciah en palábrah latínah:
famen, făcere.

O tónica: mŏrtem;
E tónica: sĕptem









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada