lunes, 28 de noviembre de 2011

1.3.2. La romanización unifica lingüíhticamente la península

Pero con el desembarco en Ampúriah, en el siglo II a. C., aparecerían treh importánteh enfrentamiéntoh bélicoh entre cartaginéseh y románoh que concluirían con la desaparición de loh priméroh como potencia y la incorporación de Oretania (zona íbera máh o ménoh coincidente con la’htuah Andalucía, con capitah en Cáhtulo) como una probincia máh del Imperio Romano.


La romanización impone’l latín como lengua oficiah e inhtrumento de comunicación de to’l Imperio, produciéndose algúnoh sígloh de bilingüíhmo, pues la desaparición de lah primitibah lénguah indígenah de Bética-Oretania (Tartéssico e íbero) no fue repentina.


La’portación de la Bética a la cultura romana fue considerable: Séneca, Lucano, Columela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada